¿Recuperar Contraseña? | Crear Cuenta
 |  Usuario:   Contraseña:  
  RSS
Despacho de Procuradores. Sevilla. Tlfs: 954 282 334 / 670 282 334 Fax:954 274 138

 Ignacio Espejo Ruiz. Colegiado nº 354 :: :: ignacio@espejoprocurador.com
PlazaEspaña

Blog

 FUENTE LA VOZ DE VIGO

Los procuradores de Vigo recibieron una avalancha de más de 4.500 notificaciones de resoluciones judiciales. Debido a que el mes de agosto es inhábil, los buzones y correos electrónicos de estos profesionales se colapsaron con una montaña de asuntos acumulados durante el verano y que ahora deben comunicar a sus clientes inmediatamente porque los plazos para recurrir empiezan a correr.

 

Parece que en estos días continuará el colapso. El decano del Colegio de Procuradores de Vigo  Manuel Castells, confirmó ayer la cifra y dijo ayer que hubiera sido preferible que la entrega de notificaciones se hubiera escalonado a lo largo de la semana en vez de recibir todos los documentos de golpe.

La Oficina de Notificaciones y Embargos de los juzgados también tuvo movimiento durante toda la mañana. Una veintena de agentes judiciales salieron a repartir alrededor de un centenar diligencias a practiar en la calle. Además, llenaron con cientos de expedientes los buzones personales de los procuradores.

Fuentes de la oficina comentaron que hay menos papeles desde que, hace dos años, se implantó el sistema Lexnet para notificar a los procuradores las sentencias y autos por e-mail. «Con Lexnet bajó el trabajo pero los repartos de citaciones por la calle siguen igual, a media mañana había más de 50 asuntos. Mañana y pasado habrá más», aseguraban la oficina.

«Cuando no había Lexnet era una locura con los procuradores para darles todas la citaciones el 1 de septiembre», recuerdan en la oficina de notificaciones.

Sin embargo, a pocos metros, en el Colegio de Procuradores de Vigo, varios profesionales que hacen gestiones en el vestíbulo replican: «El sistema cambió, nos pusieron Lexnet, pero el agobio es el mismo que antes». Una colega asiente sentada ante la pantalla de un ordenador mientras vuelca el contenido de su sobrecargado e-mail, repleto de encargos.

«Quienes más lo notan son los despachos. Esto pasa todos los años y va a seguir pasando. Las citaciones que hacen los funcionarios en el mes de agosto las entregan todas el día uno, te cae todo de golpe en un día muy fuerte en el que, a lo mejor, cierras a las doce de la noche», explica otro veterano en las lides judiciales. «Los escritos no cabían en nuestras cajas y teníamos carpetas repletas», recuerda.

Algunos incluso idearon trucos para ganar tiempo como pasar por los juzgados el 31 de agosto y pedir que les pusiesen fecha 1 de septiembre a los documentos para llevárselos al bufete y adelantar tarea. Un procedimiento que este año no se pudo usar.


RSS 2.0

Diseñado por ArtCoders 2012. Copyright 1990-2019. Todos los derechos reservados.
 [Mapa del Sitio] - Privacidad y Uso